Saltear al contenido principal

Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo (I): la Comunidad de Madrid y Cataluña, de nuevo las mejores autonomías para trabajar

Adecco Group Institute, el centro de estudios y divulgación del Grupo Adecco, quiere saber cuál es el grado potencial de satisfacción de un ocupado medio en cada una de las comunidades autónomas españolas. Para ello presenta el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo que, semestralmente desde hace diez años, profundiza en dicho grado de satisfacción, así como en las oportunidades laborales del mercado laboral.

Para la realización del informe, se toman en consideración cinco áreas fundamentales en el entorno laboral de las personas como son la remuneración, la seguridad laboral, las oportunidades de empleo y desarrollo profesional, la conciliación entre la vida personal y la profesional y la conflictividad laboral. En total, se analizan 16 subvariables diferentes[1]. En esta primera entrega del Monitor se centran en el primer apartado: salarios[2].

Monitor Adecco: Análisis global[3]

La puntuación global del Monitor Adecco ha sufrido en el último trimestre del año su tercer descenso interanual consecutivo, algo que no ocurría desde 2013. En el cuarto trimestre de 2021, los 5,9 puntos (la menor calificación desde 2018), suponen un retroceso interanual de un 5,4%.

Aunque en distinta magnitud, todas las comunidades autónomas han empeorado sus respectivas puntuaciones. Cantabria y Navarra presentan los retrocesos más marcados, seguidas de La Rioja y Galicia.

Por séptimo trimestre consecutivo, la Comunidad de Madrid ocupa la primera plaza, con 6,9 puntos y se mantiene como la mejor autonomía para trabajar. Cataluña, que hace un año se encontraba en el tercer lugar, se ha movido hasta el segundo puesto, al tiempo que Aragón ha quedado en la tercera posición (frente al octavo lugar que ocupaba al final de 2020).

No hay cambios en las dos posiciones más bajas: Canarias permanece en el último puesto, escoltada una vez más por Castilla-La Mancha. Tercera por la cola se coloca La Rioja, que ha descendido ocho peldaños en comparación con el cuarto trimestre de 2020.

La remuneración española en el último año: nuevo máximo histórico

Continúa la recuperación del salario medio nacional después de la caída de 2020, cuando la remuneración media se resintió por la gran cantidad de asalariados que vieron reducirse sus ingresos por estar en ERTE. El salario medio del conjunto de España ha tenido un incremento interanual de un 6,4%, que es el mayor avance desde el año 1993. Esta subida es superior al incremento del PIB en 2021 (+5%) y en el cuarto trimestre (+5,2%). De ese modo, sus actuales 1.749 euros mensuales[4] constituyen un nuevo máximo histórico. Todas las autonomías han visto aumentar su salario medio.

Sin embargo, hay que aclarar que la magnitud del incremento salarial está exagerada por el hecho de que el salario medio del segundo trimestre de 2020 fue el más bajo de los últimos 14 años como consecuencia de los ERTE[5].

La Comunidad de Madrid sigue teniendo el salario más elevado, con una remuneración media de 2.071 euros mensuales (+5,3% interanual), seguida muy de cerca, una vez más, por el País Vasco, con un salario medio de 2.047 euros por mes (+4,9%). Les sigue Navarra, que tras un incremento de un 2,9%, alcanza los 1.887 euros/mes.

Cataluña conserva el cuarto puesto, con un significativo repunte interanual de un 8,4%, que eleva su salario medio hasta los 1.868 euros mensuales. Estas son las únicas regiones que tienen un salario medio que supera la media nacional.

En el otro extremo, Canarias se mantiene en el último lugar (1.402 euros mensuales; a pesar de su incremento interanual de un 9,1%), quedando por debajo del salario medio de Extremadura (1.418 euros/mes; +5,4%). La Región de Murcia se ha colocado tercera por la cola, con una remuneración media de 1.541 euros mensuales (+6%).

Paradójicamente, aunque las previsiones económicas siguen revisándose y todavía no se puede hablar de una recuperación económica completa, en 14 autonomías el salario medio actual es el más alto que registran las estadísticas. Las excepciones son Canarias, Baleares y Cantabria.

El poder adquisitivo del salario: lejos del máximo de 2009

Cuando se descuenta la inflación de la evolución del salario medio, se obtiene la variación de su poder de compra. Considerando las variaciones acumuladas en los últimos ocho trimestres (período que considera el Monitor Adecco para analizar las variaciones del poder adquisitivo del salario)[6] puede verse que el salario medio del conjunto de España gana en la actualidad un 0,5% de poder de compra, cuando un año atrás perdía el 1,3%.

Sin embargo, la recuperación del poder adquisitivo de los últimos tres trimestres no alcanza para cambiar el hecho de que, desde 2010 hasta aquí, solo un 30% de los trimestres ha registrado mejorías. De hecho, el mayor poder adquisitivo de la serie histórica continúa siendo el de 2009, cuando era un 6,9% mayor al actual.

El caso general, que comprende a 7 regiones, es el de aquellas que hace un año mostraban un descenso en el poder de compra del salario medio y ahora presentan un incremento en el mismo. Dentro de este grupo de autonomías, la Comunidad de Madrid (+1,6%), Cataluña (+0,8%) y Aragón (+0,6%) muestran los resultados más benignos.

Hay cuatro autonomías en las que el poder adquisitivo de su salario medio caía hace un año y continúa en descenso ahora. Se trata de Canarias (-7,2%), Baleares (-4,6%), Cantabria (-3,2%) y La Rioja (-0,8%).

Otras cuatro comunidades presentan la situación opuesta: su salario medio ya ganaba poder de compra hace un año y ahora continúa aumentándolo. Se trata de la Región de Murcia (+4%), Castilla-La Mancha (+1,8%), Andalucía (+1%) y Galicia (+0,6%).

Las dos regiones restantes se caracterizan porque hace un año sus salarios medios ganaban poder de compra, pero ahora lo pierden: Asturias (-0,1%) y Navarra (-0,7%).

Cuando las variaciones del poder de compra del salario medio que se acumularon a lo largo de los últimos ocho trimestres se expresan en términos de euros en lugar de hacerlo en porcentajes, las diferencias se aprecian mejor.

En el caso del salario medio nacional, la ganancia de un 0,5% de su poder de compra equivale a que el asalariado medio tiene, al cabo de un año, 103 euros más en su bolsillo de los que tenía hace dos años (hay que recordar que el Monitor toma en consideración los últimos ocho trimestres para realizar una media).

Comparando, entonces, el poder de compra del salario medio del cuarto trimestre de 2019 con el del mismo trimestre de 2021, once autonomías exhiben incrementos y las restantes seis, pérdidas.

Entre las once regiones en las que el poder de compra del salario medio aumenta, hay cinco con ganancias superiores a los 150 euros anuales. Entre ellas, el caso más favorable es el de la Región de Murcia (711 euros anuales de mejora), seguido por los de la Comunidad de Madrid (394 euros de ganancia) y Castilla-La Mancha (el aumento del poder de compra respecto al de diciembre de 2019 equivale a 330 euros anuales).

En el extremo opuesto se encuentran otras cinco regiones en donde el recorte de poder de compra del salario medio es de más de 150 euros anuales. Los casos más desfavorables corresponden a Canarias y Baleares, donde la pérdida es equivalente a, respectivamente, 1.296 y 928 euros/año. Es decir que, en Canarias, un trabajador medio ha perdido el equivalente a casi una mensualidad y, en Baleares, más de media mensualidad. Ambas comunidades autónomas han sufrido con especial incidencia las consecuencias de la crisis, por los efectos de los confinamientos y la limitación de la movilidad de potenciales turistas nacionales y extranjeros. Cantabria exhibe el tercer peor resultado, con un retroceso equivalente a 650 euros anuales.

Las restantes siete comunidades presentan, siempre entre diciembre de 2019 y el mismo mes de 2021, variaciones en el poder de compra del salario medio inferiores a 150 euros anuales, sea en uno u otro sentido. Galicia es la autonomía mejor colocada de este grupo, con un beneficio equivalente a 117 euros anuales, seguida muy de cerca por Aragón, donde el incremento en el poder de compra de su salario medio equivale a 115 euros/año. Asturias, en cambio, muestra el resultado menos favorable de este grupo, con una pérdida en el poder de compra de la remuneración media de 31 euros anuales. Le sigue Extremadura, con una revalorización de apenas un euro al año.

Los datos anteriores muestran que a lo largo de los últimos dos años se han acumulado diferencias en la variación del poder de compra del salario medio de las distintas autonomías de hasta 2.007 euros por año. Tal es el resultado de sumar el incremento observado en la Región de Murcia (711 euros/año, el más elevado) con la pérdida registrada en Canarias (1.296 euros/año).

Aun excluyendo el caso extraordinario de los archipiélagos, las diferencias acumuladas entre autonomías siguen siendo considerables, alcanzando a 1.361 euros por año (suma de la ganancia murciana y la pérdida cántabra, de 650 euros/año).

Por ejemplo, la capacidad de compra del salario medio catalán ha ganado 118 euros anuales en comparación con el del País Vasco, pero ha perdido 217 euros/año en relación con el de Madrid. Al mismo tiempo, el poder adquisitivo de la remuneración media madrileña ha ganado el equivalente a 277 euros/año en comparación con la de Galicia, 214 euros con relación al poder de compra del salario andaluz y 335 euros en relación con el salario vasco.

Estas diferencias reflejan en gran medida la desigual recuperación económica entre territorios sucedida a lo largo de 2021.

[1] Ver Qué es el Monitor Adecco al final del documento.

[2] En esta entrega se hace balance de los resultados obtenidos durante el cuarto trimestre de 2021, en base a la Encuesta de Población Activa (EPA), que publica trimestralmente el Instituto Nacional de Estadística (INE).

[3] Análisis interanual: comparativa del cuarto trimestre de 2021 con respecto al cuarto trimestre de 2020.

[4] A lo largo de todo el presente trabajo, cuando se habla de “salarios” se hace referencia al salario ordinario promedio, en términos brutos, publicado por el INE. Es decir, a los pagos de regularidad mensual, excluyendo pagas extraordinarias, horas extras y otros conceptos, antes de computarse las retenciones y deducciones que correspondan. Siempre se hace referencia a la media de los últimos cuatro trimestres.

[5] Las personas en ERTE se consideran como “ocupados” en las estadísticas oficiales. Eso hace que la prestación por desempleo que perciben (normalmente un 30% inferior al salario normal) sea tomada como su salario, deprimiendo el valor medio de las remuneraciones.

5 El análisis de la evolución del poder de compra del salario medio se refiere siempre a un periodo de 8 trimestres. Ver nota metodológica al final.

Volver arriba
Buscar